Angustiada por la aparición de moretones en su vientre, mujer embarazada queda impactada por lo que su médico descubrió

Cuando una mujer se entera de que está embarazada, es uno de los mejores días de su vida, todos saben que los hijos son un regalo divino, pero descubrir que se encuentra embarazada provoca una felicidad y emoción indescriptible en las mujeres.

Radicada en Utah, Estados Unidos, está mujer de 34 años ya madre de una pequeña, al poco tiempo de haberla tenido decidió volver a embarazarse, pero por desgracia no fue tan fácil como la primera vez y se enfrentó a problemas que le impedían lograr quedar embarazada. Después de intentar por mucho tiempo quedar en cinta, desesperada por el hecho y la impotencia de no lograrlo, decidió probar un tratamiento para la fertilidad que prometía lograr lo que ella tanto anhelaba.

Este tratamiento, muy comprobado y apoyado médicamente, especificaba por hechos que existía la probabilidad de producir un embarazo gemelar, lo cual lejos de alarmar a la mujer, la emocionó aún más. Una vez llevado a cabo el tratamiento, el tiempo fue transcurriendo y la familia se preparaba para recibir al nuevo integrante, pero ella en la intimidad notaba que entre más crecía su vientre, iban apareciendo moretones en su piel, lo cual en poco tiempo logró alarmarla al grado de la angustia por no saber la causa.

En una de las visitas a su médico, el especialista al hacerle un ultrasonido descubrió que ella no estaba mebarazada de un bebé, ni de dos, estaba embarazada de 5 bebes, y es lo que estaba causando que la piel se estirara a tal velocidad que le causaba los moretones.

Esto fue una gran sorpresa para la pareja pues ellos esperaban cuando mucho a dos bebés pero no a cinco. Tras esto, Guillermina trató de llevar un embarazo más tranquilo. Cuando llegó el momento de recibir al nuevo miembro de la familia, ella y su esposo Fernando se dirigieron al hospital.

Llevar cinco pequeños dentro del vientre, puede ser una situación complicada y Guillermina lo sabe muy bien pues después del ultrasonido que reveló que tendría cinco hijos, desarrolló más estrías y moretones en el vientre, incluso tuvo que guardar reposo absoluto entre abril del 2013 y mayo del mismo año.

Guillermina llevó a sus hijos dentro de su vientre por 31 semanas, al parecer este embarazo había durado 7 semanas menos que un embarazo normal, pero tres semanas más que un embarazo de quintillizos. La Dra. Del Hospital de la Universidad de Utah, en Salt Lake City, Elizabeth O´Brine, ayudó para que los bebés tuvieran el suficiente tiempo para desarrollarse y así minimizar las complicaciones durante la labor de parto.

Debido a la complicación de su embarazo, Guillermina trajo a este mundo a sus cinco hijos mediante cesárea, a los cuales bautizó como Fernando, Marissa, Fátima, Jordon y Esmeralda.

La madre de los quintillizos estaba muy emocionada de que todo saliera tan bien y que sus hijos hubieran nacido sanos. De acuerdo con algunos medios locales, los bebés junto con su madre se encontraban saludables. Pero desafortunadamente los dos varones necesitaban un tubo para respirar, mientras que las tres mujercitas pudieron respirar correctamente desde el principio. Después del parto, la Dra. O’Brien confirmó que todo había salido muy bien.

Después de tres días Guillermina fue dada de alta, pero sus bebés permanecieron bajo observación durante seis semanas. Los médicos aseguraron que estos pequeños llevaran una vida normal y saludable, aunque no quisieron arriesgarse y decidieron tenerlos en observación ya que es lo más prudente.

A pesar de todo, ambos padres son muy optimistas acerca del futuro de sus hijos, saben que la crianza no será nada fácil pero aseguran que encontrarán la forma de hacerlo lo mejor posible.